jueves, 26 de febrero de 2015

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos



El Adverbio

Es un tipo de palabra que se caracteriza por no variar ni en género, ni en número y tiene la capacidad de modificar las siguientes:

-       Un verbo: Juego tranquilamente con mi hermano.

-       Un adjetivo u otro adverbio: Elena es muy linda; La casa quedaba realmente lejos.

-       Una oración o un enunciado: Probablemente, no comió el postre; Seguramente, pase de año.

Modo: Así, bien, como, cuidadosamente, mal, mejor, peor.

Tiempo: Ahora, ayer, hoy, frecuentemente, luego, mañana, nunca, siempre, ya

Lugar: Aquí, allí, abajo, arriba, cerca, encima, debajo, delante, detrás, lejos

Cantidad: Bastante, cuanto, más, menos, mucho, nada, poco

Exclusión – inclusión: Aún, demás, inclusive

Duda: Acaso, quizá, probablemente, seguramente

Afirmación: Bueno, claro, obviamente, también, si

Negación: Apenas, jamás, nada, nunca, no, tampoco


Existen algunos adverbios que pertenecen a más de una clase:

Realiza ese trabajo igual (adverbio de modo).
Igual llega Carlos (adverbio de posibilidad).

Juega bien (adverbio de modo).
Ella es bien alta (adverbio de cantidad).

Algunos adverbios pueden incluirse también a otra categoría de palabras:

- “Igual”, puede funcionar como adverbio, pero también como adjetivo:

Realízalo igual (adverbio).
Usted y su mamá son iguales (adjetivo).

- “Hasta” puede funcionar como adverbio de inclusión, pero también como preposición:

La veo hasta en la sopa (adverbio).
El gentío llegaba hasta la calle (preposición).

Entre los adverbios de lugar encontramos dos grupos: los demostrativos (ahí, allí, aquí) y los llamados locativos que podemos distinguir en dos grupos en parejas de antónimos:

- Primer grupo: cerca/lejos, dentro/fuera, encima/debajo, delante/detrás.

- Segundo grupo: Adentro/afuera, arriba/abajo, adelante/atrás.

Los adverbios presentes en el grupo 1 (encima, debajo, etc.) pueden llevar un complemento encabezado por la preposición “de” (pueden ser seguidos por la preposición de). Esto no sucede con los adverbios presentes en el grupo 2 (arriba, abajo, etc.)

Debajo del mueble, encima de la cama, delante de la puerta, dentro del cajón.

Si bien es común en el lenguaje coloquial, este complemento no debe ser remplazado por un posesivo: es correcto decir: delante de ti, encima de él, detrás de mí, pero no delante tuyo, encima suyo, detrás de mí.
Un procedimiento de creación de adverbios se basa en agregar a algunos adjetivos (en femenino) con la terminación “mente”. La mayor parte de ellos son adverbios de modo y, normalmente, se puede hacer la equivalencia con con + sustantivo o de modo/de manera + adjetivo correspondiente:

Velozmente > con velocidad, de forma veloz;
Maliciosamente > con malicia, de forma mala o malvada;
Risueñamente > con risas, de forma risueña;
Seriamente > con seriedad, de forma seria.

Cuando se crea un adverbio en (mente) de un adjetivo que lleva tilde, el adverbio la mantiene:

Espontáneo > Espontáneamente;
Difícil > difícilmente

Cuando se añade un sufijo, por ejemplo (ísimo), se une a la base del adjetivo (entre el adjetivo y - mente):

Amabilísimamente; facilísimamente.

Se debe evitar el uso seguido de dos adverbios terminados en mente:

Emocional y económicamente/ NO emocionalmente y económicamente;
Social y políticamente/ NO socialmente y políticamente


Fernando Chelle


  • Editorial: CreateSpace Plataforma Independent Publishing; 1 edición (24 de enero de 2014)
  • ISBN-10: 1495244679
  • ISBN-13: 978 a 1495244674

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo
(Guía para formular escritos correctos)
(Colombia 2014). 
Edición en papel: adquirir AQUÍ
Edición Kindle: adquirir AQUÍ 


domingo, 22 de febrero de 2015

POETAS SIGLO XXI- Editor: Fernando Sabino Sánchez

A continuación les dejo un enlace a la antología de poesía que edita el poeta español Fernando Sabino Sánchez. Allí encontrarán una selección poética tomada de mi libro Poesía de los pájaros pintados.


Fernando Chelle (13734)






Fernando Chelle

sábado, 21 de febrero de 2015

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos



Verbos
modos y tiempos verbales

En este apartado se abordan los cuatro modos de los tiempos verbales para la conjugación en castellano: indicativo, subjuntivo, condicional e imperativo. Cada modo presenta uno o más tiempos que pueden ser simples o compuestos.

Modo indicativo

Se emplea para hacer referencia a la realidad circundante en tres tiempos, a saber: qué es (presente), qué era (pretérito), qué será (futuro).

Presente: Se emplea en diversas formas como se indica a continuación:


Pretérito imperfecto: Se emplea para describir una acción que se llevó a cabo en el pasado, sin indicar si esta llegó a su fin, en tanto que el pretérito perfecto nos indica que la acción finalizó por completo. El pretérito imperfecto puede usarse de las siguientes maneras:

Para referir acciones corrientes del pasado:

Juan Carlos leía gran cantidad de libros cuando estaba en el exterior.

Para dar detalles o datos puntuales referentes a tiempo, lugar, hora.

Hacía calor durante la tarde.

Pretérito perfecto simple (pretérito indefinido): Se emplea para referir hechos pasados que siempre han concluido:
¿Qué pasó?
Es costumbre emplear con el pretérito indefinido algunas expresiones temporales como ayer, anoche, una vez, el mes pasado, entre otras:

Su primo llegó el mes pasado.

En ocasiones se pueden hallar en la misma frase, tanto el pretérito indefinido como el imperfecto.

Cuando jugábamos al futbol la semana pasada nos cayó una lluvia muy fuerte.

Futuro: Se emplea para hacer referencia a acontecimientos posteriores al tiempo en que se habla. La expresión que emplea el verbo en futuro, siempre presenta un carácter hipotético, de forma que lo que se dice se puede cumplir o no:

El mes próximo lo compraré.

Este tiempo también se emplea para manifestar suposiciones del tiempo presente:

¿Qué hora será?
Serán como las diez.

Modo subjuntivo

Se emplea para referir conceptos hipotéticos o probables o para expresar incertidumbre, posibilidad y subjetividad. Aplicado a los diferentes tiempos, el modo subjuntivo puede emplearse de la siguiente forma:

Presente: Se emplea para expresiones con ser + adjetivo para hacer referencia a la opinión del orador hacia un estado o una acción probable.

Es posible que llegue el lunes.
Es malo que comas mucho.

También se emplea en modo indicativo para señalar un hecho o la certeza de un hecho.

Es seguro que llega el lunes.
Es verdad que comes mucho.

También se emplea subjuntivo detrás de algunas expresiones de exigencia, insistencia, invitación, etc., como se indica a continuación:


Pretérito imperfecto: Cuando el verbo del que depende el subjuntivo se encuentra en pretérito indefinido, imperfecto, pluscuamperfecto o condicional, tenemos que usar el pretérito imperfecto de subjuntivo. Por ejemplo:

Me había alegrado de que hiciera sol.

Modo condicional: Este modo verbal se emplea para manifestar incertidumbre, expresa una acción que no ha sucedido, o que posiblemente existió, como es el caso del segundo ejemplo:

Si usted hiciera más deportes, estaría más delgado.
Le dije que cuando llegara a su trabajo, ya habría llegado el dinero.

Modo imperativo: El modo imperativo es el que se caracteriza por expresar una orden. Podemos encontrar dos formas en el modo imperativo:

Afirmativo: por ejemplo:

¡Grite!
Siéntese.

Negativo: por ejemplo:

¡No grite!
No se siente.

Tiempos compuestos

Se conocen como tiempos compuestos las expresiones que presentan el verbo haber como auxiliar más el participio.

Pretérito perfecto: Se emplea para referir una acción pretérita pero próxima al presente; se acostumbra utilizar las siguientes expresiones de tiempo: hoy, esta tarde, este semestre, este mes, entre otras. La forma: haber (presente) + participio. Por ejemplo:

Hoy he saludado a tu tía.

Pretérito pluscuamperfecto: Se emplea para referir acontecimientos pasados, llevados a cabo en un tiempo puntual. La forma es la siguiente: haber (pretérito imperfecto) + participio. Por ejemplo:

No encontré a María, había salido para la tienda.

Pretérito anterior: Refiere una acción pasada pero inmediatamente anterior en el tiempo a otra acción también pasada. Es casi exclusivo del lenguaje escrito, casi siempre se encuentra precedido por las siguientes palabras: apenas, cuando, en cuanto, no bien, tan pronto como, una vez que, luego que, así que.

Debe ser conjugado siempre con el verbo haber en pasado, por ejemplo:
Yo hube, tú hubiste, él hubo, por ejemplo:

En cuanto hubo realizado su prueba, salieron todos al patio.
No bien hubimos realizado la prueba nos fuimos.

Futuro compuesto: Se emplea para referir acontecimientos futuros, ocurridos con anterioridad a otro acontecimiento también futuro. La forma es la siguiente: haber (futuro) + participio. Por ejemplo:

Yo entraré al partido y tú ya habrás convertido un gol.

Participio Presente / Gerundio: La acción que marca el gerundio no está definida ni por tiempo ni por modo, ni por número ni por persona. Es una conjugación que termina con los sufijos, ando, iendo, yendo. Muchas veces se ve precedido por alguna forma del verbo estar. Se utiliza para expresar acciones que están pasando.

Está comiendo.

Fernando Chelle


  • Editorial: CreateSpace Plataforma Independent Publishing; 1 edición (24 de enero de 2014)
  • ISBN-10: 1495244679
  • ISBN-13: 978 a 1495244674

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo
(Guía para formular escritos correctos)
(Colombia 2014). 
Edición en papel: adquirir AQUÍ
Edición Kindle: adquirir AQUÍ 





lunes, 16 de febrero de 2015

El escritor Luis Del Moral Martínez entrevistra a Fernando Chelle para el blog literario español Experiencias Literarias

La entrevista que se reproduce a continuación ha sido realizada por el escritor Luis Del Moral Martínez, para el blog literario español Experiencias Literarias, publicada el sábado 13 de diciembre de 2014.



Tenemos el placer de presentar hoy a Fernando Chelleprofesor de literaturapoeta,ensayistacorrector de estilo y crítico literario. Es autor de varias novelas y ha sido corrector de estilo de varias revistas literarias, además de ser actualmente director de contenido y redacción de un periódico. Bienvenido, Fernando. Es un placer contar con un escritor tan polifacético en esta sección.

1. Entrevista a Fernando Chelle
A continuación, os adjunto una breve entrevista que he realizado a Fernando Chelle para que se dé a conocer y nos cuente cuáles son sus expectativas de la literatura y, sobre todo, qué le llevó a escribir:

P: Háblanos sobre tus inicios en la literatura

R: Mi experiencia con la literatura comienza de muy joven cuando mi bisabuela comenzó a prestarme los primeros libros que leí en mi vida. Yo tendría aproximadamente 12 años, claro que de la escuela ya conocía una diversidad de obras, fundamentalmente de autores uruguayos, pero mi entrada de lleno al mundo literario se da a través de la lectura de esos primeros libros familiares. Gracias a esos préstamos y regalos siendo muy joven pude leer a García MárquezDostoievskiVargas LlosaHoracio QuirogaCervantes, entre otros. De ahí en más, la pasión por la literatura no me ha abandonado, estudié literatura en Uruguay, sigo estudiando en Colombia y ejerzo la docencia en disciplinas referentes al leguaje y la literatura desde hace 16 años, 12 años en Uruguay y cuatro años en Colombia. En lo que respecta a mi vínculo con la escritura también fue bastante temprano, comencé escribiendo poesía y algunos relatos breves, pero la que me ha seguido acompañando y en el terreno donde me siento más cómodo es en el de la poesía. Hasta el momento tengo dos libros publicados Poesía de los pájaros pintados(Colombia 2013) y Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos (Colombia 2014).

P: ¿Por qué escribes y cuándo empezaste?

R: Creo que en mí, la escritura siempre ha sido una necesidad, tanto de expresión como de experimentación con la palabra. Mis inicios en la escritura datan  del año 94-95, cuando escribí mis primeros poemas.

P: ¿Cuáles son los proyectos que tienes ahora y cuáles tienes en mente para el futuro?

R: En estos momentos estoy trabajando en cuatro proyectos y espero que al menos tres se puedan concretar en el transcurso de 2015. Por un lado estoy trabajando en mi segundo libro de poesía, que se titulará “Muelles de la palabra”; tengo que pulir los últimos detalles de un libro, que ya está escrito, sobre el cuento fantástico en el Río de la Plata; estoy trabajando también en un libro de poesía sobre los clásicos de la literatura, donde cada poema se refiere a una obra en particular, y por último pienso publicar en estos meses un libro de ensayos y comentarios literarios que han aparecido en diferentes revistas de distintos países. Esto en lo que se refiere al futuro cercano, más adelante seguirán surgiendo nuevas creaciones que seguramente darán lugar a nuevas publicaciones.

P: ¿Qué significa para ti la escritura en tu vida?

R: Básicamente una pasión, sería muy arriesgado decir que es una profesión en mi caso. No solo me dedico a escribir, y cuando lo hago tampoco lo tomo como algo impuesto y reglamentado con horarios y deberes, escribo cuando lo necesito y me siento cómodo, de manera que lo que significa es una gran pasión.

P: ¿Qué consejo darías a otra persona que nos lee y quiere animarse por escribir?

R: Que se anime, que a la hora de escribir repare fundamentalmente en el tratamiento que le da al lenguaje. Que en literatura, es más importante cómo se exponen los temas que los temas mismos. Podemos encontrar excelentes obras que abordan temas insignificantes pero que están bien escritas, en cambio uno puede tener entre manos la mejor historia para contar pero si a la hora de redactarla lo hace mal esa historia va a carecer de valor artístico. Que se anime y que trate de tomarse su trabajo con la mayor seriedad posible.

P: ¿Tienes algún libro? ¡Háblanos sobre él! 

R: Tengo dos libros publicados, Poesía de los pájaros pintados (Colombia 2013) y Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos (Colombia 2014).   El primero es un libro de poesía, que reúne los textos líricos que escribí durante el transcurso de mi vida, desde las primeras obras que datan de 1994 hasta las de 2011, 2012. Los textos son de diferentes momentos y presentan estructuras y  temáticas muy diversas. El segundo libro, no tiene una finalidad artística sino pedagógica, es un texto que apunta a  brindar las herramientas apropiadas  a toda  persona que de alguna manera u otra se vea enfrentada a la necesidad de redactar. Es un texto útil no solo para los escritores que ven en el lenguaje un vehículo de expresión artística, sino también para el ciudadano común, el profesional o para cualquier persona que le interese dominar las técnicas de escritura.


Gracias por tu aportación. Es un placer contar con tus experiencias en esta comunidad. Te deseamos mucha suerte
Muchas gracias por tu participación, Fernando. Espero que os haya gustado esta presentación.
¡Buena escritura!

Luis Del Moral Martínez, Experiencias Literarias.


viernes, 13 de febrero de 2015

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos



El Adjetivo


El adjetivo es la palabra que indica una cualidad, rasgo o propiedad del sustantivo al que acompaña.

Tengo una casa moderna. Tengo una casa antigua.

Las palabras moderna y antigua permiten distinguir dos casas, especificando una característica de cada una.

Concordancia

El adjetivo siempre concuerda con el género y el número del nombre que acompaña, tanto si va delante como atrás.

Brillante estrella en la noche oscura.

Si un adjetivo va antes de varios nombres, concuerda en género y número con el primer nombre. Si se trata de personas, el adjetivo debe ir en plural.

El largo viaje y la llegada fueron agotadores. Los violentos Mario y Patricia se enojaron.

Si el adjetivo se coloca después de varios nombres, concuerda en plural con ellos, respetando su género.

Un partido y un resultado inesperados.

Si el adjetivo va después de los nombres, y estos son de género distinto, el adjetivo irá en plural y en masculino, aunque alguno de los nombres sea femenino.

Un día y una noche largos. Una silla y un sillón cómodos.

Grados del adjetivo

Los adjetivos expresan cualidades de los sustantivos con mayor o menor intensidad. Estas variaciones reciben el nombre de grados del adjetivo.

Es una torta dulce. Es una torta muy dulce. Es la torta más dulce de todas.

- Grado positivo: Un adjetivo está en grado positivo cuando expresa una cualidad sin dar idea de intensidad.

Juan es rápido y Carlos está fuerte.

- Grado comparativo: Un adjetivo está en grado comparativo cuando expresa una cualidad indicando una variación o comparación en cuanto a la intensidad que relaciona dos términos entre sí.

Carlos es menos rápido que Juan

Si la cualidad de un término es inferior a la del otro, utilizamos un grado comparativo de inferioridad, mediante las palabras menos... que.

Carlos es menos alto que Pedro.


Si la cualidad de un término es igual a la del otro, utilizamos el grado comparativo de igualdad, mediante las palabras igual... que, tan... como.

Carlos es tan alto como Pedro.

Si la cualidad de un término es superior a la del otro, utilizamos el grado comparativo de superioridad, mediante las palabras más... que.

Pedro es más alto que Carlos.

El epíteto constituye una clase particular de adjetivo que busca resaltar una cualidad intrínseca del sustantivo, pero que no necesariamente es obligatorio mencionar, busca añadir belleza e interés literario al texto.

El frío hielo lastimaba su piel.

Vemos en este ejemplo como el adjetivo frío va delante del sustantivo hielo para llamar la atención, ya que indica una cualidad propia del hielo (el hielo es siempre frío) si quitásemos el adjetivo no se alteraría el significado de la oración. Este tipo de adjetivo antepuesto es muy utilizado en las obras literarias, tiene más una finalidad estética que pragmática.


Fernando Chelle


  • Editorial: CreateSpace Plataforma Independent Publishing; 1 edición (24 de enero de 2014)
  • ISBN-10: 1495244679
  • ISBN-13: 978 a 1495244674

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo
(Guía para formular escritos correctos)
(Colombia 2014). 
Edición en papel: adquirir AQUÍ
Edición Kindle: adquirir AQUÍ 


lunes, 9 de febrero de 2015

Artículo: "Diario Crónicas", Mercedes Uruguay



Docente mercedario radicado en Colombia presentó sus dos nuevas publicaciones


Desde Colombia, el mercedario Fernando Andrés Chelle Pujolar, quien ejerce la docencia en la rama de las letras, publicó dos interesantes libros de su autoría, uno de los cuales reúne varios poemas que a través de los años ha creado.
Este joven, tras realizar sus estudios en Mercedes, continuó en Montevideo su profesorado de Literatura y Licenciatura en letras. Ejerció como Profesor de Literatura en Soriano, Montevideo y Canelones.
En el año 2011, tras contraer matrimonio con una colombiana se radica en ese país, residiendo en la ciudad de Cúcuta en el departamento Norte de Santander.
Allí se desempeña como Profesor de Lengua Castellana y como Docente Universitario al frente de la cátedra en la asignatura Competencias Comunicativas que se dicta en la Universidad “Simón Bolívar”.
Fernando Chelle es ensayista, corrector de estilo y crítico literario y ya ha publicado varios libros como “Competencias comunicativas”, participando además en varias revistas y periódicos universitarios de Colombia y Uruguay.
Recientemente se concretó la publicación del libro de poesías titulado “Poesía de los pájaros pintados” el que reúne una serie de poemas escritos entre 1993 y 2011, muchos de los cuales hacen referencia a la vida del escritor y presentan estructuras muy diversas.
El otro libro es un curso general de lecto-escritura y corrección de estilo que ha subtitulado “Guía para formular escritos correctos”.
Su autor ha manifestado que el fin fundamental de este libro es brindar las herramientas apropiadas a toda persona que de alguna manera u otra, se vea enfrentada a la necesidad de redactar. Indica que será de mucha utilidad tanto para el ciudadano común, el profesional y el docente, como para aquellos interesados en dominar las técnicas de escritura por ver en el lenguaje un vehículo de expresión artística.
El índice temático del mismo se subdivide en varias áreas como: área crítica, estudio científico de la lengua, clases de palabras, clasificación de conjunciones, los verbos, su conjugación y la manera correcta de emplearlos, redacción, puntuación y muchos otros temas.

Artículo disponible en:  http://www.diariocronicas.com.uy/index.php?id=22517&seccion=general