sábado, 20 de septiembre de 2014

GIGANTES HORMIGAS TOSTADAS (Hormigas Culonas)

 


Atta laevigata, se denomina la especie de hormigas cortadora de hojas grandes apodadas " hormigas culonas" por sus enormes abdómenes. Estas hormigas son asadas, saladas, y comidas, tienen una textura crujiente y un gusto ligeramente ácido. Los indios Guane, fueron los primeros en cosechar este tipo de hormigas. Se cuenta que al principio, en tiempos de la conquista, los españoles rechazaron esta práctica pero luego fueron ávidos consumidores de este extraño plato.
Luego de las fuertes lluvias, propias de esta región, las hormigas grandes son cosechadas, ya que las reinas jóvenes salen a la superficie dando grandes zumbidos tratando de establecer sus hormigueros.
Estos insectos habitan gran parte de la región Guane, llamada así en referencia a los indios nativos. Se encuentran en las zonas calientes, en las tierras llamadas amarillas y en las piedras calcáreas. En estas tierras, las hormigas culonas aparecen como nubes y son el terror de los cementerios.
Una libra de hormigas se comercializa al triple del valor de una libra de café.

Familias enteras salen con contenedores a recolectar las hormigas y existen discusiones y aún luchas por la posesión de los hormigueros. Una vez recolectadas las hormigas son vendidas en tiendas y mercados y hay para quienes este plato es el pan de cada día.
Esta fuente de proteína, tiene una fuerte capacidad destructora, sus mandíbulas poderosas, de estar en un enjambre grande pueden terminar con la vida de una persona. La fuerza de estas hormigas y el terror que suelen ocasionar aparecen también dentro de la literatura colombiana.
En Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez, se refiere, que el último bebé llevado a la familia Buendía es comido por hormigas: " [El niño] era una bolsa seca e hinchada de piel que todas las hormigas del mundo arrastraban hacia sus agujeros a lo largo del camino de piedra en el jardín". José Eustasio Rivera, en el La Vorágine escribe como uno fácilmente puede oír el ruido hecho por la hormiga cuando va marchando a lo largo del piso de selva.
Pero para que no piensen que la ferocidad de estos insectos es solamente un producto literario veamos un edicto de Gil San al consejo municipal, fechado el 19 de abril de 1703: " Ha sido mucho tiempo que Nuestro Lord ha castigado estas tierras con la montaña o hormigas de cementerio, que han causado grandes dolores en maizales. Unánimemente declaramos a Nuestra Señora la Virgen María Auxiliadora la Patrona de esta ciudad contra la plaga.... "
En 2004, " Edible Limited " una empresa británica que se especializa en productos de alimentación exóticos, hizo la primera tentativa de comercializar la cosecha de hormigas, exportando media tonelada de hormigas culonas a Europa, EE.UU., y Australia. Llaman el producto "Giant Toasted Ants", el tiempo dirá si las hormigas culonas encontrarán bastantes "hombres hormigueros" en el mercado global.

Fernando Chelle

Artículo publicado en el periódico El Libertador N° 20 ISSN 2011-3560 (publicación oficial de la Universidad Simón Bolívar, Extensión Cúcuta). Junio de 2013, página 2. Disponible aquí: http://issuu.com/usimon/docs/el_libertador_no._20/3?e=7079573/5421874




No hay comentarios:

Publicar un comentario