jueves, 26 de febrero de 2015

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos



El Adverbio

Es un tipo de palabra que se caracteriza por no variar ni en género, ni en número y tiene la capacidad de modificar las siguientes:

-       Un verbo: Juego tranquilamente con mi hermano.

-       Un adjetivo u otro adverbio: Elena es muy linda; La casa quedaba realmente lejos.

-       Una oración o un enunciado: Probablemente, no comió el postre; Seguramente, pase de año.

Modo: Así, bien, como, cuidadosamente, mal, mejor, peor.

Tiempo: Ahora, ayer, hoy, frecuentemente, luego, mañana, nunca, siempre, ya

Lugar: Aquí, allí, abajo, arriba, cerca, encima, debajo, delante, detrás, lejos

Cantidad: Bastante, cuanto, más, menos, mucho, nada, poco

Exclusión – inclusión: Aún, demás, inclusive

Duda: Acaso, quizá, probablemente, seguramente

Afirmación: Bueno, claro, obviamente, también, si

Negación: Apenas, jamás, nada, nunca, no, tampoco


Existen algunos adverbios que pertenecen a más de una clase:

Realiza ese trabajo igual (adverbio de modo).
Igual llega Carlos (adverbio de posibilidad).

Juega bien (adverbio de modo).
Ella es bien alta (adverbio de cantidad).

Algunos adverbios pueden incluirse también a otra categoría de palabras:

- “Igual”, puede funcionar como adverbio, pero también como adjetivo:

Realízalo igual (adverbio).
Usted y su mamá son iguales (adjetivo).

- “Hasta” puede funcionar como adverbio de inclusión, pero también como preposición:

La veo hasta en la sopa (adverbio).
El gentío llegaba hasta la calle (preposición).

Entre los adverbios de lugar encontramos dos grupos: los demostrativos (ahí, allí, aquí) y los llamados locativos que podemos distinguir en dos grupos en parejas de antónimos:

- Primer grupo: cerca/lejos, dentro/fuera, encima/debajo, delante/detrás.

- Segundo grupo: Adentro/afuera, arriba/abajo, adelante/atrás.

Los adverbios presentes en el grupo 1 (encima, debajo, etc.) pueden llevar un complemento encabezado por la preposición “de” (pueden ser seguidos por la preposición de). Esto no sucede con los adverbios presentes en el grupo 2 (arriba, abajo, etc.)

Debajo del mueble, encima de la cama, delante de la puerta, dentro del cajón.

Si bien es común en el lenguaje coloquial, este complemento no debe ser remplazado por un posesivo: es correcto decir: delante de ti, encima de él, detrás de mí, pero no delante tuyo, encima suyo, detrás de mí.
Un procedimiento de creación de adverbios se basa en agregar a algunos adjetivos (en femenino) con la terminación “mente”. La mayor parte de ellos son adverbios de modo y, normalmente, se puede hacer la equivalencia con con + sustantivo o de modo/de manera + adjetivo correspondiente:

Velozmente > con velocidad, de forma veloz;
Maliciosamente > con malicia, de forma mala o malvada;
Risueñamente > con risas, de forma risueña;
Seriamente > con seriedad, de forma seria.

Cuando se crea un adverbio en (mente) de un adjetivo que lleva tilde, el adverbio la mantiene:

Espontáneo > Espontáneamente;
Difícil > difícilmente

Cuando se añade un sufijo, por ejemplo (ísimo), se une a la base del adjetivo (entre el adjetivo y - mente):

Amabilísimamente; facilísimamente.

Se debe evitar el uso seguido de dos adverbios terminados en mente:

Emocional y económicamente/ NO emocionalmente y económicamente;
Social y políticamente/ NO socialmente y políticamente


Fernando Chelle


  • Editorial: CreateSpace Plataforma Independent Publishing; 1 edición (24 de enero de 2014)
  • ISBN-10: 1495244679
  • ISBN-13: 978 a 1495244674

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo
(Guía para formular escritos correctos)
(Colombia 2014). 
Edición en papel: adquirir AQUÍ
Edición Kindle: adquirir AQUÍ 


No hay comentarios:

Publicar un comentario