lunes, 28 de diciembre de 2015

Revista Cronopio (artículo sobre Felisberto Hernández)

A continuación, les dejo el enlace a la  Revista Cronopio (Medellín- Colombia), donde encontrarán el artículo titulado: FELISBERTO HERNÁNDEZ, UN AUTOR CON MÁS DEFENSORES QUE DETRACTORES. 



Fernando Chelle

miércoles, 23 de diciembre de 2015

REVISTA LA CAZA SUTIL

La revista cultural peruana LA CAZA SUTIL, (primera edición) en su sección AUDIOPOEMAS, ha publicado la lectura del texto que da nombre al libro “Muelles de la palabra” en la voz de su autor.



Fernando Chelle

Poesía: "Veranda della nonna" (versión de Silvia Favaretto)

(Versión en italiano del poema perteneciente al libro, Poesía de los pájaros pintados)



VERANDA DELLA NONNA

Cipresso ascendente in precipitazione verticale verde
spine di un combustibile marcio e ubriaco,
zagara di un arancio continuamente carico,
nota gialla di un limone appeso,
la terra nella sua secchezza si è spaccata.

1959 dicono i tuoi pilastri arcani,
aghi che riposano in un
cuscino di velluto,
lento come la tua ombra vedo cadere il sole.

Il tuo bastone della sera
ha riflesso un grido
nel lungo corridoio
che porta ai pennelli.

Il bufalo nella sua grotta osserva spaesato
il discorso che un giorno ha saputo essere resistenza
ed ora che il tuo profumo
non popola più questa terra
è arrivata per fermarsi qui la tua verde melodia.  


(Versión original)

Patio de la abuela

Ciprés ascendente en precipitación vertical verde,
Espinas de un marchito borracho combustible,
Azahar de naranjos cargados de continuo,
Nota amarilla de un limón colgante,
La tierra en su sequedad se ha partido.

1959 dicen tus pilares arcanos,
Agujas que descansan en una
Almohada de terciopelo,
Lento como tu sombra veo caer el sol.


Tu bastón de la tarde
Ha reflejado un grito
En el largo pasillo
Que lleva a los pinceles.

El búfalo en su cueva observa extrañado
El discurso que un día supo ser resistencia
Y ahora que tu perfume
No puebla ya esta tierra
Llegó para quedarse tu verde melodía.

Fernando Chelle


Pintura: Alwin Van der Linde 

Poesía: "No princípio será a luz, entre outras coisas" (versión de Juan Toro Castillo)

(Versión en portugués del poema perteneciente al libro, Muelles de la palabra)



No princípio será a luz, entre outras coisas


É um lindo dia para nascer

para ver a luz filtrando-se entre as folhas das árvores

e sentir como o vento assopra  e morde as janelas.


Quem nascesse neste dia

poderia observar um corpo que escreve

coberto em uma cama,

um braço solitário e laborioso  fora do abrigo

deslocando o pensamento

transmutando as ideias

plasmando mundos em um velho caderno.


Mas há mais,

se alguém nascesse neste dia,

pelo menos neste sitio sem bombas nem lamentos,

poderia cheirar o café e a terra molhada.


Talvez nasça chorando pelo impacto

pela violência da mudança,

mas ao ver,

a luz filtrasse entre as folhas das árvores

ao sentir,

o vento assoprar e morder as janelas

ao contemplar,

o corpo de um homem que escreve coberto em uma cama

e cheirar,

o café e aterra molhada

pensaria,

¡que lindo dia para nascer!


(Versión original)


En el principio será la luz, entre otras cosas

Es un lindo día para nacer
para ver la luz filtrarse entre las hojas de los árboles
y sentir como el viento sopla y muerde las ventanas.
Quien naciera en este día
podría observar un cuerpo que escribe
tapado en una cama,
un brazo solitario y hacendoso fuera del abrigo
trasladando el pensamiento
transmutando las ideas
plasmando mundos en un viejo cuaderno.
Pero hay más,
si alguien naciera en este día,
al menos en este sitio sin bombas ni lamentos,
podría oler el café y la tierra mojada.
Quizá nazca llorando por el impacto
por la violencia del cambio,
pero al ver,
la luz filtrarse entre las hojas de los árboles
al sentir,
el viento soplar y morder las ventanas
al contemplar,
el cuerpo de un hombre que escribe tapado en una cama
y oler,
el café y la tierra mojada
pensaría,
¡qué lindo día para nacer!


Fernando Chelle



                                                                                                                  
Pintura: Tarsila do Amaral

“Competencia onírica” (Recitado por Ana Ulehla)

A continuación les dejo el enlace al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Competencia onírica”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Muelles de la palabra"


Fernando Chelle

“Polvo es mas polvo de una plaza” (Recitado por Ana Ulehla)

A continuación les dejo el enlace al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Polvo es mas polvo de una plaza”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Muelles de la palabra"


Fernando Chelle



“Mis huesos bajo los pinos” (Recitado por Ana Ulehla)

A continuación les dejo el enlace al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Mis huesos bajo los pinos”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Muelles de la palabra"


Fernando Chelle


Revista cultural “gracus babeuf”

La revista cultural argentina “gracus babeuf”, en su sección “vocales y consonantes”, se ha hecho eco del artículo titulado “Gabriel García Márquez y el relato breve” ESA MÁGICA FORMA DE CONTAR, publicado originalmente en la revista digital Vadenuevo Mensual Nº 86. Olga E. Aman, editora de la sección “vocales y consonantes”, publicó también dentro del artículo, un apartado titulado EL ESCRITOR ELEGIDO Y SU FICHA, donde se hace una breve referencia bio-bibliográfica de mi persona.



Fernando Chelle

MANO A MANO LITERARIO ENTRE POETAS Y DECLAMADORES

A continuación les dejo el enlace, al programa de la escritora nicaragüense (radicada en EEUU) Katia N Barillas EL RINCÓN DE LAS ARTES, en su "CATORCEAVO MANO A MANO LITERARIO ENTRE POETAS Y DECLAMADORES". Participaron: URUGUAY, representado por el escritor y poeta Fernando Chelle y COLOMBIA, representado por Luz Karime Saieh, poeta y declamadora.




Fernando Chelle



“Soneto surrealista” (Recitado por Ana Ulehla)

A continuación les dejo el enlace al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Soneto surrealista”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Poesía de los pájaros pintados"


Fernando Chelle


NOCHES BOHEMIAS DE PURA POESÍA-Galardón poema diciembre, 2015

A continuación les dejo el enlace, al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Mieles de luna”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Poesía de los pájaros pintados". El audio ha sido difundido, desde EEUU, por el programa de la escritora nicaragüense Katia N Barillas “NOCHES BOHEMIAS DE PURA POESÍA” (galardón poema diciembre, 2015, donde se homenajea a los poetas hispanoamericanos vivos.


Fernando Chelle


“Casualidad” (Recitado por Ana Ulehla)

A continuación les dejo el enlace al recitado que Ana Ulehla hace del poema “Casualidad”, perteneciente al libro de Fernando Chelle, "Poesía de los pájaros pintados"


Fernando Chelle


martes, 22 de diciembre de 2015

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y EL CUENTO (II)


Esa mágica
forma de contar

Premio Nobel de Literatura, novelista magistral. Los relatos breves recorren prácticamente toda su obra, desde sus primeras publicaciones en la prensa colombiana hasta Memoria de mis putas tristes, su última novela. En este artículo un análisis de Un día de estos.


Por Fernando Chelle

Una realidad que no es la del papel, sino que vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y de belleza...
Gabriel García Márquez:
Fragmento del discurso
de aceptación del
Premio Nobel, 1982.
UN DÍA DE ESTOS
Del libro de Gabriel García Márquez Los funerales de la Mamá grande (publicado por la Universidad Veracruzana de Xalapa en México en 1962), he elegido para el análisis literario el cuento titulado: Un día de estos.
Este relato concreto del nobel colombiano, donde nada sobra ni falta, está muy relacionado con el cuento titulado Espuma y nada más, del escritor bogotano Hernando Téllez. El cuento de Téllez, publicado en 1950 en el libro titulado Cenizas para el viento y otras historias, habla de un barbero y un capitán, los que serían comparables al dentista y al alcalde militar del cuento de Gabriel García Márquez. Ambos relatos transcurren en la misma época y si bien el de Téllez es más explícito, en cuanto a los papeles que juegan los protagonistas, las dos narraciones aluden inequívocamente al conflicto armado que se vivía en la sociedad.
La línea argumental del cuento que nos ocupa muestra el encuentro de un dentista empírico y un militar que ejerce como alcalde del pueblo, en un viejo consultorio, donde se lleva a cabo la extracción de una muela. Hay solo tres personajes, dos principales, Don Aurelio Escovar (el dentista) y el alcalde (teniente); finalmente, el hijo del dentista, un personaje secundario que funciona como intermediario entre los dos principales. Tras esta anécdota breve y hasta cotidiana, aparece en el relato un trasfondo de violencia social, corrupción, abuso de poder, tensión y enemistad entre los personajes principales.
Al igual que todos los cuentos de Los funerales de la Mama Grande, este relato presenta algunos diálogos y un narrador omnisciente, que cuenta en tercera persona. Es una narración lineal, que se desarrolla en un único escenario y presenta una sola acción.
El tema central del relato es la tregua que se establece dentro del conflicto ideológico, entre el pueblo (representado por el dentista) y el Estado (representado por el alcalde), y la inversión de los poderes, donde el pueblo, al menos por un momento, va a imponer sus normas.
Internamente, encontramos tres momentos diferentes en la narración. En un primer momento se nos presenta al dentista y su entorno laboral. Hay un segundo momento, el más extenso, que abarca el diálogo de Escovar con su hijo, la irrupción del alcalde en el consultorio y la extracción de la muela. Finalmente, el tercer momento, muy breve, estaría constituido por el diálogo final de los personajes.
En el comienzo del relato todo parece tranquilo, cotidiano y hasta agradable. El narrador omnisciente se encarga de contarnos las características del dentista. Es importante el tratamiento que se le da desde el punto de vista narrativo a este personaje (representante del pueblo), de él se nos van a dar detalles significativos, cosa que no se va a hacer con el personaje del alcalde‑teniente (representante del Estado). El dentista tiene un nombre (Aurelio Escovar), se nos dice que es buen madrugador, trabajador, se lo ve ordenado, metódico y observador. En esta primera parte de la narración, además de conocer las características del dentista, conocemos el escenario donde se desarrollará el relato. La acción propiamente dicha correspondiente al segundo momento de la narración, comienza con las palabras del hijo de Escovar. La mediación del niño, de quien solo se oye la voz, y no hace más que trasladar la petición del alcalde, muestra la distancia inamistosa entre los dos personajes. El pedido consiste en un servicio profesional, la extracción de una muela. En un principio, el dentista se niega a recibir al alcalde, y le indica al niño que le diga que no está, pero el alcalde escucha su voz y lo amenaza con pegarle un tiro si no le saca la muela. El hecho de que Escovar se niegue a atender a su visitante y que sienta que es mejor que lo haya escuchado cuando dijo que no quería atenderlo, muestra una clara oposición por parte del dentista al poder que ostenta el militar. Hay elementos en el relato que nos permiten suponer cosas que no están referidas explícitamente. Escovar está armado, esto no solo muestra que está dispuesto a contrariar las órdenes del alcalde, sino que es un ciudadano preparado para acontecimientos militares. Quizá pertenezca a algún grupo de resistencia popular, esto no lo sabemos, aunque más adelante, cuando se disponga a extraerle la muela a su indeseado visitante, le va a decir que le cobra veinte muertos. Por su parte el militar actúa con la conducta estereotipada de los de su especie, se muestra prepotente, orgulloso, alguien que quiere imponer su voluntad a través de la violencia. Pero los acontecimientos de la narración no siguieron el rumbo que los lectores estábamos esperando. Escovar, antes de desafiar al alcalde a que haga efectiva su amenaza, se cercioró de que su revólver efectivamente estuviera en la gaveta inferior de la mesa. El alcalde por su parte irrumpió en el gabinete después de amenazar concretamente, de manera que lo más lógico habría sido que hubiera existido al menos un intercambio de disparos. Pero nada de esto pasó. Cuando el dentista ve las marcas del dolor en la cara del alcalde se compadece de su sufrimiento y es precisamente este sentimiento el que posibilita la prestación del servicio casi con normalidad. El alcalde tampoco se encontraba gustoso con la visita, de otra forma no hubiera pasado cinco noches de tormento, pero seguramente Escovar era el único dentista del pueblo, y aunque empírico, sabía hacer su trabajo.
El conflicto del cuento está vinculado con la salud, no con lo militar, y los personajes, en ese terreno, deben tratar de interactuar de la forma más civilizada posible. Esta situación lleva a que en ese viejo consultorio se inviertan los papeles en lo que respecta al poder. El militar pasa a estar a la merced de lo que pueda decir el dentista y no tiene otra alternativa que obedecer si quiere dejar de sufrir por la muela. Por esta razón es que dije en la definición del tema del relato que el pueblo, por un momento, va a imponer sus normas. Porque después, el conflicto social seguirá intacto. El alcalde aliviará su tormento y dejará en claro que es él quien ostenta el poder absoluto en esa sociedad. Conocedor de esa realidad transitoria, Escovar maneja el tiempo y la situación a su favor: hierve los instrumentos, los retira con unas pinzas frías sin ningún apuro, se lava las manos, todo bajo la atenta mirada de un desesperado alcalde. Incluso tiene la excusa perfecta para generarle al militar un sufrimiento extra: como tiene un absceso, la intervención debe ser sin anestesia. Esto puede llegar a ser verdad o no, es algo que queda librado a nuestra imaginación, lo cierto es que el dolor de ese momento para el alcalde sería tan intenso, que el dentista le dice: “Aquí nos paga veinte muertos, teniente”. Es muy significativo que el dentista no le diga alcalde, sino teniente, aludiendo a su condición de militar. Que le cobre veinte muertos, de los cuales este alcalde‑teniente seguramente es responsable y que hable de ese cobro en plural, lo que muestra que esos muertos son del pueblo, del que Escovar forma parte. Una vez que el dentista le saca la muela, le ofrece al alcalde con ironía un trapo limpio. Se encarga de especificarle que el trapo es para que se seque las lágrimas, con lo que se crea un contraste entre la situación y la altivez característica del militar.
El último momento del relato está constituido por un mínimo diálogo de los personajes. Allí queda al desnudo la corrupción de esa sociedad violenta. Ese militar, que seguramente se hizo del poder por las armas, que tiene sometida la población y que carga al menos con decenas de muertos, financia sus cuentas personales con las arcas del Estado. No tiene ningún tipo de vergüenza de decir que él y el municipio son la misma vaina.

Artículo publicado en la revista digital Vadenuevo www.vadenuevo.com.uy . Diciembre de 2015. Disponible: aquí