jueves, 23 de abril de 2015

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos




Enunciado y oración

El enunciado

Un enunciado es la unidad comunicativa mínima portadora de significado y de intención.
Es un conjunto de palabras que tiene sentido completo dentro de un determinado contexto comunicativo. Puede expresar una idea en forma de afirmación, pregunta, exclamación, etc.
Las palabras que forman un enunciado están comprendidas entre dos pausas mayores, que en la escritura se marcan mediante un punto, o con el cierre de la interrogación o admiración; y, en el lenguaje oral, con una pausa larga.
En el interior de un enunciado pueden aparecer, también, pausas menores, que en el lenguaje escrito se marcan con la coma, o con el punto y coma.
Todo enunciado presenta una curva de entonación, que nos permite determinar su sentido, a su vez esto lo independiza de otros enunciados.

Tipos de enunciado: Hay dos tipos de enunciados ellos son: oración y frase.

Enunciado oración: Es el que posee uno o más verbos conjugados.
Los enunciados que presentan solamente un verbo conjugado se denominan oraciones simples y los que presentan más de un verbo conjugado se denominan oraciones compuestas.

Ejemplo de oración simple

Las niñas juegan en el parque

(Este ejemplo es una oración simple, ya que presenta solamente un verbo conjugado)


Ejemplo de oración compuesta

Quiero que vengas el lunes

(Este ejemplo es una oración compuesta, ya que presenta más de un verbo conjugado)


Enunciado frase: Es el enunciado que carece de verbo en forma personal. La frase tendrá como palabra más importante un sustantivo, adjetivo o adverbio, pero no a un verbo conjugado:

Buenas noches
Prohibido fumar


La oración

Como se dijo en el apartado anterior, la oración es un tipo de enunciado, específicamente el que presenta uno o más verbos conjugados.
Para que sea una oración el verbo conjugado debe ser el núcleo, ofrecer al enunciado su significado esencial, el cual es completado por las adyacentes del verbo.
Los adyacentes verbales son aquellas partes del enunciado que responden a una pregunta que se le puede hacer al verbo.
Existen diferentes clases de adyacentes del verbo: sujeto léxico, objeto directo (complemento directo), objeto indirecto (complemento indirecto), adyacente circunstancial, atributo, entre otros. Cada uno responde a una pregunta distinta que se le puede hacer al verbo, y su función es aportar una información especial, de todas formas pueden ser sustituidos por otras palabras.


Oraciones compuestas

Si en un enunciado hay un verbo conjugado, habrá una sola oración. Si hay dos verbos conjugados, habrá dos oraciones.
Si el enunciado está compuesto, las oraciones que lo forman pueden vincularse de tres maneras distintas, estas son: por coordinación, por subordinación o por yuxtaposición.

Oraciones coordinadas: Mantienen una relación de independencia sintáctica y se unen a través de nexos coordinantes. Ejemplo:

Cecilia salta la cuerda y canta al mismo tiempo


A su vez estas oraciones unidas o enlazadas por conjunciones coordinantes y compuestas por una o más proposiciones con sentido completo, podemos dividirlas en cinco tipos.




Observaciones

Si aparecen varias proposiciones copulativas puede omitirse la conjunción en las primeras e incluirse el nexo sólo entre las dos últimas:

Pedro trabaja, estudia y ayuda en las tareas de casa.

No come, no bebe, ni duerme

Ni come, ni bebe, ni duerme

La repetición de la conjunción en cada proposición es un recurso estilístico, el polisíndeton.

Y estudia y trabaja y cuida de la casa.

En las proposiciones coordinadas disyuntivas puede colocarse el nexo ante la primera proposición con valor enfático:

O lo tomas o lo dejas.

En las oraciones adversativas la oposición puede ser total parcial.
Es total cuando existe una incompatibilidad entre las dos proposiciones, de tal manera que una proposición excluye totalmente a la otra, por ejemplo:

No estudia sino que trabaja.

Es parcial cuando expresa sólo una restricción, por ejemplo:

Estudia, pero no aprueba.

Las oraciones con los nexos “sino (que)” y “antes bien” expresan semánticamente una afirmación, por ejemplo:

No hablaron durante la explicación del profesor sino que estuvieron atentos.

Salvo en las coordinadas distributivas, el nexo (conjunción o locución conjuntiva) sólo tiene valor relacional y no desempeña ninguna función sintáctica.
Las proposiciones coordinadas distributivas se unen por elementos oracionales correlativos que sí poseen una función sintáctica en la frase.
Las locuciones explicativas se escriben entre comas.

Oraciones subordinadas: Las oraciones subordinadas son las que establecen una relación de dependencia con respecto a otra oración principal.
Pueden cumplir una función de sustantivo, adjetivo o adverbio con respecto a la oración subordinante o principal.
Pueden comenzar por un nexo o, simplemente, estar yuxtapuestas (en este último caso se habla ocasionalmente de yuxtaposición, aunque estructuralmente este tipo de oraciones son iguales a las subordinadas introducidas por nexo y se diferencian de las que están simplemente yuxtapuestas).
Para poder hablar de oración subordinada es necesario que existan dos oraciones: una principal, o subordinante, y otra subordinada. Por ejemplo:


La oración subordinada puede estar al principio, al final o en medio de la expresión, y depende siempre de la oración subordinante, pues no tiene valor por sí misma. Por ejemplo:


Nexos subordinantes: Los nexos que sirven para relacionar una oración subordinada con una subordinante son conocidos como conjunciones subordinantes. Estas conjunciones funcionan como una marca de inclusión, son una señal de que una oración queda incluida en otra.
Los nexos subordinantes más utilizados son: como, cual, cuando, cuyo, donde, que, quien, mas, porque, si.

Clases de oraciones subordinadas: Dentro de las oraciones subordinadas podemos encontrar tres grupos que se diferencian según su funcionalidad: las oraciones subordinadas sustantivas, las oracionessubordinadas adjetivas y las oraciones subordinadas adverbiales.

Oraciones subordinadas sustantivas: Las oraciones subordinadas sustantivas son aquellas que desempeñan las funciones propias del sustantivo dentro de una oración compuesta. Ejemplos:


Oraciones subordinadas adjetivas: Las oraciones subordinadas adjetivas tienen la función de modificar a un sustantivo, que le antecede. Se encuentran siempre introducidas por un pronombre relativo (que quien). Ejemplos:


Oraciones subordinadas adverbiales: Tienen la misma función que un adverbio al modificar el verbo principal, y pueden ser de modo, tiempo, lugar, etcétera.


Oraciones yuxtapuestas: Las oraciones yuxtapuestas están compuestas por dos o más oraciones simples separadas por signos de puntuación: coma, punto y coma, dos puntos.
No presentan dependencia oracional (tienen autonomía); es decir, por sí solas pueden parecer oraciones simples completamente independientes sintácticamente. Ejemplo:

Mañana voy de viaje, hará frío.


Fernando Chelle


·                     Editorial: CreateSpace Plataforma Independent Publishing; 1 edición (24 de enero de 2014)
·                     ISBN-10: 1495244679
·                     ISBN-13: 978 a 1495244674

Curso general de lectoescritura y corrección de estilo
(Guía para formular escritos correctos)
(Colombia 2014). 
Edición en papel: adquirir AQUÍ

Edición Kindle: adquirir AQUÍ 






No hay comentarios:

Publicar un comentario